Cuba's digital destination

Candelario: de lo subjetivo a lo utilitario

Candelario: de lo subjetivo a lo utilitario


Después de intercambiar criterios e ideas con él, no resulta difícil desentrañar la interrogante clave que lo lleva una y otra vez a involucrarse en proyectos inclusivos y dinámicos: “¿Para qué he sido colocado en el lugar en que estoy?” Entonces el hombre buscará una respuesta que lo despoje de todos los detalles inútiles que dificulten su contacto con lo que puede satisfacerlo y orientarlo. En su caso particular, la respuesta conllevará un evidente valor estético en donde se depositan y evolucionan las inquietudes que no cesan de dispararse como dardos.

Con los pies bien puestos sobre la tierra, esa tierra de las periferias, contempla lo que está aconteciendo, sobre todo hacia los centros. Abre de manera inquietante su mente de forma que se desata una especie de obsesión de añadirla a una suerte de cabeza colectiva en donde un proceso de aparente contaminación, por el alto grado de promiscuidad, finalmente lo enriquezca.

Son llamativas sus estrategias a la hora de poner a los individuos de frente a su memoria, a la vez que les facilita algunas herramientas con las cuales lograrán ir un poco más allá de esa inmediatez que suele convertirse en lo habitual y frustra un autoreconocimiento verdadero, capaz de despertar y activar, en beneficio comunitario, las potencialidades de cada cual.

A esa relación complicada y a la vez fascinante de los seres con todo lo que les rodea, incluidos los otros seres, es preciso reforzarle el oxígeno, dinamitarle la rigidez, sustraerle tensiones para que, lejos de significar una experiencia de castigo donde reina la vigilancia, se convierta en un proceso donde predomine el placer en sus distintas maneras de expresión. Colocar al arte en ese desempeño es una de sus prioridades y para ello aparece una nueva interrogante: “¿Cómo burlar o esquivar lo que tiende a restringir la libertad?”

Partiendo de lo anterior, resulta fácil comprender que algunas de sus obras sean proyectos facilitadores de actividades y aspiraciones que no encontrarían respuestas oportunas por las vías institucionales. Un ejemplo muy claro de este tipo de acción es MAC/SAN, el Museo de Arte Contemporáneo de San Agustín, y un sistema televisivo que se deriva de él y que democratiza este medio, casi que haciendo una insinuación paródica.

Otra fase de su poética utiliza el performance de forma muy novedosa, no para seducir o embaucar al espectador, sino para integrarlo y convocarlo a una relectura de lo urbano en la cual puede intervenir con su propio cuerpo. De ahí queda claro, que está aspirando a un nuevo tipo de consumidor de arte y que se trata de una urbanidad pautada por la historia social de un barrio de la periferia.

Estos performances cuentan con un proceso anterior a su ejecución en el que se manifiestan otras aristas y facetas de su talento. Primeramente, la capacidad para crear diseños que acoplen a la perfección con la dinámica de lo que será desplegado en la calle, diseños en los que tendrán un visible protagonismo sus probadas dotes de dibujante.

El dibujo representa para Candelario algo así como la cripta desde donde partirá a comunicarse con los otros; una zona de fertilidad en la que se gesta todo aquello que en el futuro aspirará a otra dimensión de lo matérico. Dentro de este lenguaje se comporta con una irreverencia que da frutos en el justo momento en el que todos los nutrientes destilados por la fuerte subjetividad comienzan a adquirir formas y volverse visibles en un sentido más pragmático y utilitario.

Sus dibujos en sí son universos legítimos, metáforas que exploran y describen el vínculo del hombre con los espacios, y nos hablan de relaciones difíciles, de constante fricción. Se convierten en una vía sagaz de visualizar diversos conflictos y, sobre todo, de detectar, en el universo interior de los ciudadanos, el instante de la detonación de esos conflictos. Algunos de esos dibujos son memorables; entre ellos, el tríptico Captura de presencia, La cama y Vientos urbanos.

Captura de presencia viene siendo un lúcido ensayo sobre el movimiento. Representa secuencias capaces de almacenar los contratiempos que nos acompañan en los periplos citadinos. En ellos insinúa de alguna forma tres cuestiones fundamentales: la movilidad, la convivencia y toda la subjetividad que se genera como resultado inevitable de los constantes intercambios.

El dibujo La cama da la sensación de ser una consecuencia de Captura de presencia. Se muestra la intimidad contaminada; los propios flujos oníricos parecen haber traicionado al individuo justo en el segmento donde se supone que se encuentre invulnerable ante las fuerzas del exterior. La superficie donde se duerme parece virtualmente intervenida por la estructura de un barrio específico ya que en la propia pieza se puede leer: “San Agustín es un barrio dormitorio”.

En Vientos urbanos se goza de un dinamismo mayor al ironizarse, a través de elementos simbólicos (como los bloques Lego),la relación entre el pensamiento y el escenario hacia donde este se proyecta. Se crean conductos, vías de comunicación que soportan y concientizan ese flujo incesante que, en todos los casos, influye en la conducta de las personas.

Una de sus muestras más complejas, tensas, y cargada de significados; donde el aspecto interactivo se vuelve notablemente protagónico, es Equipaje personal, realizada en Miami, sitio imprescindible para que la carga, tanto conceptual como afectiva, pudiera estar a la altura de lo que demanda la propia obra. Una de las piezas claves de esta muestra es una escultura que al acercarse el espectador a ella y proyectar su voz, puede efectuar una llamada telefónica. En un momento dado, para lograr su propósito, la persona  casi tiene que gritar, por lo que de manera inconsciente está reproduciendo un hábito de vida que en el exilio no es común, pero sí lo era cuando vivía en la isla, por lo que durante algunos instantes retorna a su pasado a partir de este puente tendido por el arte.

Finalmente, Candelario se decidió a comentarme sobre la pieza con la cual participará en la XII Bienal de La Habana en los meses de mayo y junio de 2015. Se trata de una escultura que es la vez un edificio habitable que se instalará en el patio del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam. Los visitantes a la muestra que así lo deseen podrán quedarse a vivir en él por un tiempo. Al terminarse la muestra se desarmará el edificio y sus partes se subastarán como esculturas, de modo que los compradores que la adquieran podrán instalarlas donde deseen.
Mayo 2015 Este Articulo forma parte del What’s On La Habana de mayo 2015 La principal guÍa cultural y turÍstica de La Habana Descargue nuestro último número de What’s On La Habana, la guía de viajes, cultura y entretenimiento más completa acerca de todo lo que está ocurriendo en La Habana, la animada y enigmática capital de Cuba. Incluimos artículos de todas partes de Cuba escritos por los mejores autores internacionales de viajes y cultura especializados en el tema Cuba. Nuestra revista digital mensual en línea está disponible también en inglés y francés


What’s On Havana What’s On La Habana What’s On La Havane May, 2015
English version
Mayo, 2015
Versión Español
Mai, 2015
Version Francais
  Free Download   Descarga Gratuita   Telechargement Gratuit

This slideshow requires JavaScript.