Cuba's digital destination

Michelangelo Pistoletto en La Bienal de la Habana

Michelangelo Pistoletto en La Bienal de la Habana

Pistoletto nos alcanza con una fase de su trabajo que viene desplegándose desde el año 2004, bautizada como El tercer paraíso, la cual parte de un símbolo creado por él, ydenominado “Nuevo Signo del Infinito”. Este signo no es más que la reformación del símbolo matemático del infinito, operación con la cual el artista propone un concepto de transformación social responsable, un gran propósito que aglutina en una sola idea al arte, la ciencia, la economía, la espiritualidad y la política. En este sentido, el artista ha confirmado: “No quiero profetizar un futuro impregnado de esperanzas metafísicas, sino una transformación que concierna a todos los espacios de la vida”.

Creo que su llegada a nuestra isla coincide con un momento en que esta vive sensibles transformaciones, por lo que su presentación aquí y la fuerza de su idea cargada de espíritu y deseos de cambiar las cosas ya la experimentamos como muy buen augurio. Algunas personas que compartieron la experiencia de su performance en la tarde del 23 de mayo en la plaza de La Catedral en La Habana me han comentado que salieron de allí renovadas, como si de alguna manera, dentro de sí, les hubiera crecido la esperanza.

Pero estas acciones del creador piamontés no solo sobresalen por el contenido de los extraordinarios mensajes que van transmitiendo, sino también por la expansión de las formas, por la belleza que generan en cuanto a colores y estructuras, y también por la intensidad que les aporta el material humano. Para este proyecto, la elección del lugar parece ser una de las cuestiones fundamentales. Este se convierte en una suerte de espejo imprescindible donde se reflejan cada una de las intenciones.

Lo más impactante para mí resulta que ese signo infinito, que en cada nueva presentación se convierte en el gran protagonista del performance, tiene una capacidad de adaptación a las sustancias o los objetos que han sido elegidos para representarlo. En ellos encarna con extraordinario equilibrio su nuevo rostro, dejando como obsequio imágenes de un alto valor visual.

Creo que resulta interesante que a fínales del pasado año 2014 existió un acercamiento muy importante de su obra con Cuba (aunque sin la presencia del artista). El 16 de diciembre, un día antes de que se anunciara el futuro restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, se realizó por primera vez en Cuba, en el litoral habanero, el símbolo del Tercer Paraíso. En está ocasión, el símbolo se recreó con pequeñas y medianas embarcaciones en constante movimiento sobre el mar, alcanzando dimensiones sin precedentes.

Siempre he pensado que la existencia de una buena documentación que prepare al espectador antes que este tenga que enfrentarse al desconocido territorio de un performance puede convertirse en un elemento de consideración para su éxito posterior.

En ese sentido, la acción de Pistoletto en La Habana contó con esa documentación, que fue entregada al público en la Fototeca de Cuba, ubicada en la plaza Vieja. En la planta alta de esa institución, se conformó una exhibición de carteles que documentan el paso de este proyecto por distintos países del mundo y también por las distintas regiones de Italia. Igualmente se presentó un modelo del símbolo confeccionado con distintos platillos de batería utilizados por niños. De esa manera, asistir a la ejecución de esta pieza se convertía en una añoranza inmediata.

Ciertamente, los adoquines de la plaza de la Catedral recibieron los ecos de una energía que siempre se agradece, una fuerza inmaterial que no se resigna a la inmovilidad y tiende a fundar voluntades y a enclavarlas en lugares donde van resultando imprescindibles. Allí el signo del Tercer Paraíso volvió a gestarse a partir de los mencionados platillos de batería, en esta oportunidad, intervenidos por músicos que poblaron de sonido su estructura. Al día siguiente, Pistoletto se presentó en la singular iglesia de Paula con el performance “Thirteen Less Two” con la colaboración de del Conjunto de Musica Antigua Ars Longa) y Teresa Paz, su directora; en torno a una composición de Luis Alberto Mariño. Al concluir la pieza musical, el artista comenzó a romper a mazazos una serie de grandes espejos, dejando pasmados a los espectadores cubanos.

Junio 2015 Este Articulo forma parte del What’s On La Habana de junio 2015 La principal guÍa cultural y turÍstica de La Habana Descargue nuestro último número de What’s On La Habana, la guía de viajes, cultura y entretenimiento más completa acerca de todo lo que está ocurriendo en La Habana, la animada y enigmática capital de Cuba. Incluimos artículos de todas partes de Cuba escritos por los mejores autores internacionales de viajes y cultura especializados en el tema Cuba. Nuestra revista digital mensual en línea está disponible también en inglés y francés


What’s On Havana What’s On La Habana What’s On La Havane June, 2015
English version
Junio, 2015
Versión Español
Juin, 2015
Version Francais
  Free Download   Descarga Gratuita   Telechargement Gratuit

This slideshow requires JavaScript.